jueves, 7 de agosto de 2008

Ver al "Jefe" Bruce

Quien me iba a decir que pisaria el Bernabeu con lo poco que me gusta el fútbol.

Pero mi tio, un amante incondicional de este artista, me invito ese 17 de julio y pude disfrutar de un conciertazo como los que no creo pueda ver.

Vi a Bruce Springsteen (al que llaman The Boss) y a su acompañantes los E Street Band (su mujer
Patti Scialfa es parte de la banda) en concierto, y la verdad creo que fue una verdadera esperiencia. Es increible lo buena que era la musica entonces, lo especial que era y, auqnue no supieras entender bien la letra, la impresion que causaba en nosotros. Que pena lo poco que valoramos eso ahora, hemos perdido a muchos grandes (Mercury,Elvis, Lenon, Harrison, Jimmy...) y a los que nos quedan no parece que nos importen, y nos quedan todavia bastantes (McCartney, Bowie, Tina, May, Knopfler...). Ahora parecemos atontados por lo medios de comunicacion y su paripe, por una musica sin alma, y por unos cantantes que venden más su imagen y sus escandalos que sus voces y su carisma.

Y que coste que aunque habia escuchado Bruce Springsteen hasta esa noche nunca habia sentido admiracion por él. Nunca me habia gustado su voz, o creia que no me gustaba: Ahora la cosa es distinta... No es lo mismo verlo en concierto que escucharlo en un cd (Sin duda sus discos en directo son los mejores) La esperiencia es mil veces mejor, porque en los conciertos es algo impresionante, se ve que lo da todo.

Bruce es un artista como los de antes: lleno todo el estadio (incluido el cesped, que parecia un mar de cabezas) y si hubiera querido, se hubiera comido en bandeja los corazones. Se hizo dueño de la sitacion, salto, dio la mano alos fans, sudo a borbotones y brinco en el escenario. Nos desplego toda su gama de Rockero (no canto casi ninguna cancion lenta, e incluso al final toco un tema de los Beatles) Esa noche el jefe era quien movia los hilos, con su presiencia, su movimientos y su fuerza. Que decir, me sorpendio notablemente como daba algo al publico y estos a él (me refiero a algo mas esperitual ademas del dinero de la entrada, claro). Esa noche, por unas horas era casi tocar el cielo.

2 comentarios:

Sairalinde dijo...

¡¡Hola Nuri!! es verdad lo que dices de que a los grandes de la música que nos quedan no parecemos darles importancia, dejando que "música", bueno mejor dicho sonidos chicharreros con voces arregladas hasta la saciedad por sintetizadores, se hagan los reyes de las listas de éxitos y ventas. Por desgracia, la música va a peor en estos tiempos en los que vivimos. Poco queda de lo bueno, que a menudo lo confunden con música de "viejos". ¡¡Gran equivocación,la buena música no tiene edad, porque nunca pasa de moda!!
Yo he visto pocos directos, pero cuando el artista en cuestión siente lo que hace, te lo transmite y te lo hace vivir a ti, como por ejemplo el grandísimo Freddy Mercury, cada uno de sus gestos te transmite la fuerza y la energía de la cación, del espectaculo que ha creado. Eso es lo mágico de un concierto, la conexión de sentimientos entre el artista y el espectador.
Nuri, nunca pierdas ese buen gusto musical que tienes ;)
Y para acabar te dejo una frase de Platón sobre la música que a mi me gusta mucho: "La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo".
Besitos.

Nuria "iluvendure" dijo...

No conocia esa frase, gracias por pasarte por aqui Sairalinde y compartir tus pensamientos respecto a este tema: La musica como dices esta llendo por una tangente peligrosa y vete a saber donde acaba todo.
Ya me he pasado por tu blog y esta bonito